Inicio Volver

Buscador

Enfermedades de la piel

Picor (prurito)Enfermedades cutáneas superficiales Dermatitis / EczemaInflamación de la piel Enfermedades ampollaresÚlceras por presiónTrastornos de la sudación Trastornos de las glándulas sebáceas

Alteraciones capilares Infecciones bacterianas de la piel Infecciones micóticas de la pielInfecciones parasitarias de la pielInfecciones víricas de la piel Radiación solar y lesiones sobre la piel Alteraciones de la pigmentaciónTumores cutáneos benignos Enfermedades del tejido conectivoCánceres de piel
.

Nombre: Lunares (Nevos / Nevus)

Tipo: Tumores cutáneos benignos

Categoría:

Imagen:

Gráfico:

Información: ¿Qué son los nevos melanocíticos?

Los nevos melanocíticos, nevus pigmentados o pecas, son lesiones cutáneas benignas muy frecuentes que se encuentran en la práctica totalidad de la población. Son proliferaciones (tumores) benignas derivadas de los melanocitos, las células responsables de la pigmentación normal de la piel. Pueden ser lesiones planas o bien sobreelevadas, y pueden tener un color variable desde sonrosado o color carne a morado, marrón oscuro o negro. El número de nevos melanocíticos que desarrolla una persona a lo largo de su vida es variable (con una media de 20 a 50) y se encuentra influenciada por factores genéticos y ambientales (especialmente el grado de exposición solar a que ha sido expuesta la piel). Son proliferaciones dinámicas que cambian a lo largo de la vida. Las pecas pueden oscurecer su color con la exposición solar o durante el embarazo. En la edad adulta tienden a perder progresivamente su pigmentación e incluso pueden desaparecer en edades avanzadas.

Cuando aparece un nevo melanocítico, las células se localizan entre la epidermis y la dermis (unión dermo-epidérmica) y se denominan nevos junturales. Acostumbran a ser lesiones planas de coloración marrón oscuro o negro. A medida que pasa el tiempo, los grupos de melanocitos (tecas) proliferan y se extienden hacia la dermis, denominándose nevos melanocíticos compuestos. Ocasionalmente pueden perder el componente juntural y localizarse exclusivamente en la dermis (nevos melanocíticos celulares, dérmicos o intradérmicos). Estas últimas lesiones suelen ser sobreelevadas y pueden perder completamente el pigmento. El color de un nevo melanocítico se relaciona con la localización del pigmento (melanina). Si la mayoría de las células pigmentadas se encuentran en la epidermis (zona más superficial de la piel) la coloración será marrón, mientras que si se localiza en la epidermis y en la dermis superficial, marrón oscuro o negro y, si los melanocitos del nevo (nevocitos) se localizan en la dermis profunda, la lesión adopta un color azulado (nevo azul).

De forma característica, los nevos melanocíticos son lesiones planas o sobreelevadas, asintomáticas, simétricas, de bordes bien delimitados, coloración regular y frecuentemente de diámetro pequeño (< 6 mm de diámetro).

Nevos melanocíticos

Tipos de nevos melanocíticos

Existen dos tipos de nevos melanocíticos: unos que ya están presentes en el momento del nacimiento (nevos melanocíticos congénitos), que se detectan en un 1% de los recién nacidos, y otros (mucho más frecuentes) que aparecen durante la infancia o a lo largo de la vida (nevos melanocíticos adquiridos).

a) Nevos melanocíticos congénitos
Pueden ser de tamaño muy variable y oscilan entre pocos milímetros hasta ocupar una gran parte de la superficie corporal. Se han dividido empíricamente en nevos melanocíticos congénitos de pequeño tamaño, de tamaño intermedio, y gigantes. Se ha descrito un riesgo aumentado para desarrollar un melanoma maligno especialmente en los nevos melanocíticos gigantes.

b) Nevos melanocíticos adquiridos
Lesiones de tamaño, coloración, número y localización variable, habitualmente de características clínicas típicas (simétricas, bien delimitadas, coloración regular, etc.), que pueden ser planas o palpables. A lo largo de los años adoptan un aspecto no pigmentado, sobreelevado, cupuliforme y de coloración carne. Existen una serie de factores genéticos que condicionan el número de lesiones. Suelen ser más abundantes en las zonas expuestas al sol (no de forma exclusiva).

Nevos atípicos
Los nevos atípicos son lunares con características clínicas poco convencionales, como bordes irregulares y/o de gran tamaño con algunos hallazgos que hacen sospechar la presencia o el desarrollo de una lesión maligna (melanoma), pero que histológicamente corresponden a lesiones benignas. Considerando su apariencia preocupante, los nevos atípicos con frecuencia son extirpados y los individuos con múltiples nevos melanocíticos con características clínicas atípicas pueden presentar un mayor riesgo para desarrollar un melanoma, especialmente si existen antecedentes familiares de melanoma maligno. Son individuos que precisan seguir controles clínicos y dermatoscópicos periódicos.

Nevus atípicos

Cambios a nevos melanocíticos

Si un lunar cambia de tamaño, forma o color, experimenta cambios inflamatorios (picor, irritación) o se observa la aparición brusca de una nueva lesión, ha de ser valorada por un dermatólogo. Deben valorarse las características clínicas de la lesión. Se utiliza la denominada regla ABCDE. A: Asimetría; B: Bordes irregulares; C: Coloración irregular; D: Diámetro > 6 mm.; E: Evolución: Crecimiento rápido.
Frente a una lesión que presente signos de sospecha, debe realizarse un estudio histopatológico con el objetivo de descartar la presencia o el desarrollo de una lesión maligna melanocitaria (melanoma maligno).
La dermatoscopia o epiluminiscencia es una técnica de visualización de lesiones pigmentadas a gran aumento que permite valorar de forma más precisa y detallada las características morfológicas de les lesiones pigmentadas. Existen una serie de criterios dermatoscópicos que permiten definir de forma más precisa el carácter de una lesión pigmentada sospechosa. Existen sistemas manuales (dermatoscopio) o digitalizados

Halo
A veces la piel alrededor de un lunar pierde su color normal y aparece un halo o anillo blanco alrededor de la lesión. Puede ser un fenómeno de una única lesión o de varias, y suele observarse en la infancia o adolescencia. Corresponden a una respuesta del sistema inmunológico que intenta eliminar la proliferación melanocitaria. No presentan ninguna trascendencia y con el tiempo tanto el lunar central como el anillo periférico tienen tendencia a desaparecer.

Halo nevus
¿Qué nevos melanocíticos deben ser extirpados?

La mayoría de lunares son totalmente benignos y no poseen ningún riesgo de malignización. A pesar de esto, debe plantearse la extirpación de un nevo melanocítico cuando:

Se evidencien cambios clínicos de sospecha (regla ABCDE): Crecimiento rápido, coloración y bordes irregulares, sangrado, etc.
Un nevo melanocítico que experimenta irritación o que se irrita a menudo (afeitado, ropas, etc.).
Nevos melanocíticos muy pigmentados en zonas de difícil control clínico (región genital, perianal, cuero cabelludo, etc.)
Motivos cosméticos (relativo)

Nevus melanocítico acral

Consejos prácticos

Frente la presencia de múltiples nevos melanocíticos, y especialmente cuando existan lesiones clínicamente atípicas, se aconseja:

Autoexploración mensual. Valorar cualquier cambio en una lunar o aparición de nuevas lesiones. Control fotográfico personal.
Controles dermatológicos regulares (si múltiples lunares, nevos atípicos, especialmente si existen antecedentes personales o familiares de melanoma)
Controles digitalizados (imágenes clínicas y dermatoscópicas) Sistema de mapeo de nevos melanocíticos.
Fotoprotección.


http://www.dermatologia.cat/es/nevusmelanocitics.html

Control de lunares

Lunares
Casi todas las personas tienen lunares que pueden tener diferente aspecto, color, tamaño y forma.
Pueden aparecer a cualquier edad aunque la mayoría de los lunares lo hace durante los primeros veinte años de vida.
Los lunares en dermatología reciben el nombre médico de nevos.
Pueden salir en la piel de cualquier parte del cuerpo incluso en los genitales, en los labios o adentro de la boca y en las uñas.
En los adultos si bien pueden seguir apareciendo lunares, muchos de ellos se pueden achicar e incluso desaparecer con el paso del tiempo.

Dos creencias populares incorrectas

"Los lunares que tienen pelos son malignos", esto es falso. Tanto los lunares buenos como los malos pueden tener pelos y esto no se relaciona para nada con la benignidad o malignidad del lunar, es solamente una característica más del lunar. Que un lunar tenga pelos lo único que quiere decir es que tiene pelos.
"Los lunares que están en las manos o los pies se sacan porque son malos", esto es incorrecto. Si bien antes se creía que el roce constante de estos lunares podía transformarlos en malignos, hoy en día se sabe que esto no es así. Por lo tanto los lunares de las manos o los pies se controlan como si estuvieran en cualquier otra parte del cuerpo, sin necesidad de extirparlos.

¿Cómo se controlan los lunares?

Los lunares tienen que ser controlados por el dermatólogo. Esto posibilita que si tenés la mala suerte de tener algún lunar maligno, el dermatólogo lo va a detectar tempranamente y entonces vas a poder curarte.
Todas las personas tienen que controlarse los lunares con el dermatólogo una vez por año, y algunas deben hacerlo más seguido por presentar más riesgos de tener cáncer de piel.
El dermatólogo va a mirarte toda la piel, si existe algún lunar que le llame la atención va a mirarlo con una lupa especial que se llama "dermatoscopio", que le permite al médico tener una imagen más precisa y completa de las características del lunar.

¿En qué consiste el autoexamen de la piel?

Además de ir anualmente al dermatólogo a controlarte los lunares, es importante que cada dos meses vos mismo te mires los lunares, realizando una serie de maniobras sencillas que se conocen con el nombre de autoexamen de la piel.
Este examen consiste en una auto inspección de tus lunares, lo vas a hacer en una habitación bien iluminada que tenga un espejo de pared, utilizarás también un espejo de mano y vas a estar sin ropa.
El objetivo de este examen es que puedas darte cuenta si se produjo algún cambio en tus lunares, o si te apareció algún lunar de determinadas características (ver ABCD), para que consultes inmediatamente al dermatólogo.
El autoexamen no te va a llevar más de cinco o diez minutos, y tenés que seguir los siguientes pasos:


1- Examiná la zona anterior y posterior del cuerpo frente al espejo, después con los brazos levantados mirá los costados tanto el izquierdo como el derecho.

2- Flexioná los codos y observá las axilas, los antebrazos, los brazos, la palma de las manos y entre los dedos.

3- Mirá la parte de adelante y la de atrás de las piernas, la planta de los pies y entre los dedos.

4- Con el espejo de mano mirá la nuca y el cuero cabelludo separando los pelos.

5- Con el espejo de mano mirá la zona glútea y la genital.


El ABCD de los lunares

Determinadas características en los lunares te deben llamar la atención y tenés que ir al dermatólogo para que te vea. Estas son:

Asimetría: Si dividís el lunar con una línea por la mitad, una mitad es diferente de la otra.

Bordes: El borde del lunar es irregular con entradas y salidas o está mal definido y cuesta seguirlo con la vista.

Color: Se observan distintos colores dentro del lunar, no un color uniforme.

Diámetro: El lunar tiene más de 6 milímetros de diámetro o aumentó rápidamente de tamaño.

http://www.nuevadermatologia.com.ar/lunares.html

http://www.aedv.es/enfermedades/pdf/lunares.pdf

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/moles.html

http://www.consumer.es/web/es/salud/prevencion/2004/09/07/108509.php

http://www.elmundo.es/yodonablogs/2006/05/18/egoterapia/1147963739.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Lunar

http://gacetajoven.com/tag/nevus/

http://www.susanamisticone.com/18.html

Fármacos indicados:

Vídeo:

Visitas: 4941

Galería:

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 0 de un total de 0

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
¿Eres humano? Sensible (M/m)
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 
Fármacos de uso dermatológico

Antifúngicos dermatológicosEmolientes y protectoresPreparados para heridas y úlcerasAntipruriginososAntipsoriásicosAntibióticos y quimioterápicos

CorticoesteroidesAntisépticos y desinfectantesApósitos con medicamentosPreparados antiacnéAntitranspirantesAntialopécicosAntiverrugas y CallicidasOtros preparados dermatológicos

Otros Tratamientos dermatológicos

CosméticaCirugía


Últimos Comentarios

togo

Ácido Salicílico / Ácido Láctico

Me aplique sobre la piel sana y me arde muchisimo, esta sumamente sensible el dedo, inflamado y...

Natalia

Metilrosanilinio cloruro (Violeta de Gen

¿Donde es su venta en...

jose manuel

Forúnculo

-hola mi pregunta es la siguiente que farmaco sea en pomada sobres ect es el mejor para una herida...

nathaly

Ácido Salicílico / Ácido Láctico

Si Aplique El Producto en Piel Sana Y No Lo Quite Imediatamente cuales son la concecuencias me...

Juansito

Miconazol

Hola, donde puedo comprar el...

Dermas más visitados

Tratamientos más visitados

Dermas.info